Instantes de Vida.

Esta madrugada comprendí:

Que todo tiene su razón de ser, pero que no siempre lo tengo que saber.

Que la vida es una miscelánea muy diversa que posibilita todas las posibilidades.

Que no puedo tener el control de todo y del todo, pero que, en la medida en que integre la variedad de la totalidad en su unidad, puedo aspirar a ser más libre.

El viernes salimos de vacaciones en la institución educativa donde soy docente.  Ayer sábado como estudiantes universitarios tuvimos una sesión pedagógica integradora, impactante y significativa.  Al salir de la universidad, alcancé a ver el segundo tiempo del partido del mundial Brasil – Chile en la tienda de la esquina.  Ya en casa con mi familia degusté el partido Colombia – Uruguay, fue todo un frenesí colectivo integrador, sigo creyendo que en Colombia en general estamos gestionando procesos transformadores interesantes que nos han dado cierta madurez para apuntar a un mejor vivir, desde esa óptica somos ganadores.

Avanzada la noche del día de ayer, cuando transitaba con caminar rápido por una calle solitaria, alcancé a ver detrás de mí a tres chicos que salieron de algún punto, se abrieron y empezaron a correr hacía mí, en la medida en que se acercaban decían frases como “ese es”, “hay que darle”, dentro de muchas otras frases que no recuerdo.  Luego vi hacia la esquina delante de mí como salían otros jóvenes, como diez quizá que azuzaban a los que venían detrás.   Los tres ya estaban muy cerca, llevaban armas blancas en sus manos, me toco empezar a correr, pero, ¿hacía adonde corría?, si ya tenía a tres pisándome los talones; corrí hacía los que tenía delante, empezaron a tirarme piedras, ante ese hecho los 3 de atrás se distanciaron un tanto, uniéndose a los que llegaban por la otra esquina, que gritaban, incitaban y empezaban a tirar piedras también.  Estaba en medio de la cuadra, entre dos esquinas, con un grupo a mi derecha y otro a la izquierda que empezaban a juntarse por la acera de enfrente, la única protección a la que recurrí fue un poste de la energía y un árbol con tallo grueso que estaba a su lado que resistieron la andanada de piedras que venía hacía mí.  Me extrañó que ante la algarabía las puertas o ventanas de las casas en una y otra acera no se abrieran, imploré para que saliera alguien que detuviera a los jóvenes o una puerta salvadora que me diera asilo, nada de eso ocurrió.

En medio de todo ese trajín me sorprendí con mi reacción: ver demasiadas piedras muy cerca de mí y tener la suficiente agilidad para sortearlas a la vez, en ese instante el miedo se fue, me sentí un malabarista que esquivaba piedras desde todos los flancos, arreglándomelas con mi agilidad naciente, el árbol y el poste; el dolor también se fue, no sentí el impacto de las pocas rocas que dieron contra mi organismo.

Me asombré ante la fuerza interna de transformación: como un miedo profundo y paralizador muta en flexibilidad, agilidad y protección; aflorando después en el valor del afrontamiento.

Me nació expresarles “¿por qué?”, “¿por qué lo hacen?”, y salir de mi escondite con las manos en alto, a pesar de eso muy pocas piedras salieron, pero al fin, la voz de un adulto “ya”, dejaron de salir piedras y se escuchó un profundo silencio, caminé hacía donde escuché la voz salvadora, conforme me iba acercando, el grupo me iba rodeando formando nuevamente la algarabía: “ese es”, “dale viaje”, “no se la perdones”, pero también escuché algunas frases en voz baja que no alcanzaba a percibir; nuevamente la voz “ya” y el silencio total.  Eran como 2 o 3 adultos jóvenes, de ellos, el que lideraba el grupo, de aspecto calmado, preguntó: “¿quién eres?”, expliqué mi ocupación, mi hacer y mi tener; nuevamente la voz “¿qué haces por aquí?” le expliqué que iba a buscar a mi hija que estaba en una fiesta como a seis cuadras de ahí, “déjenlo ir” volvió a decir, “no andes solo, cuídate”.  En ese momento las voces de algunos miembros del grupo que en su mayoría serían chicos entre 14 y 17 años expresaron: “nojoda, es igualito”, “hasta camina igual”, “viejo disculpa”, “te hemos podido dar viaje”, “marica, te hubiéramos quebrado”, habrían 3 chicas en la pandilla.  El líder me delegó a tres adolescentes para que me acompañaran, en el camino me relataron con cierta reserva su accionar.

2 comentarios sobre “Instantes de Vida.

  1. He leído tu odisea. Parece de película. Fué una experiencia desagradable pero que te preparó mucho mas para enfrentar situaciones de peligro. Estoy seguro que a pesar de la adrenalina que se disparó en tu cuerpo, en el fondo percibías que ibas a salir de ésta y luchaste para lograrlo. Al enviar mensajes de seguridad consciente e inconsciente estabas alejando las malas energías de esos jóvenes y atrayendo hacia tí las buenas. De ahí que al preguntar por qué hacen esto?. Enviaste una señal de «alerta para ellos» y de hacerles saber que tu no eras el objetivo. De hecho eso los prepara a ellos tambien para que no se precipiten. Ser libres es saber decir las palabras oportunas en el momento oportuno. El poder utilizar la capacidad de hacer razonar a otros, es una manera de revelarte contra una situación incorrecta, eso implica libertad de pensamiento que te llevó a salvar tu valiosa vida. Muchos que lean tu odisea aprenderán también de esta situación. No está demás llevar en el celular el NÚMERO que te comuiiquen con las llamadas de emergencia de la policia.
    Aprovecho la oportunidad para felicitarte por tan extraordinaria columna cuyo contenido es filosofico y neuropsicopedagógico como todo buen «maestro lider». Saludos. Norma

    1. Muy interesante tu apreciación. Resalto:
      «El poder utilizar la capacidad de hacer razonar a otros, es una manera de revelarte contra una situación incorrecta, eso implica libertad de pensamiento».
      «Ser libres es saber decir las palabras oportunas en el momento oportuno»
      Gracias Norma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s